10 consejos para cuidar tus rodillas al correr

Una de las zonas más afectadas por las lesiones de corredores y deportistas en general, principiantes o expertos, son las rodillas. Para cuidarlas y no correr riesgos innecesarios, Tool Fitness te da los siguientes tips:

1 – Hazte una evaluación previa: lo ideal es que antes de comenzar cualquier actividad física te hagas una evaluación médica completa, lo que incluiría una visita al traumatólogo.

2 – Respeta el período de adaptación: este consejo va sobre todo para los principiantes. Casi todos los problemas y lesiones de rodillas  suelen ser causados por hacer forzar demasiado la máquina y demasiado pronto. Debes aumentar la cantidad de kilómetros poco a poco. Es importante que les des tiempo al cuerpo a se acostumbre a tu nuevo hábito.

3 – No olvides calentar: es de vital importancia una entrada en calor para que los líquidos sinoviales (un fluido que está entre las articulaciones) lubriquen los cartílagos y otros tejidos. Esto permite evitar lesiones.

4 – Mejora tu técnica: aunque seas un aficionado, preocúpate por mejorar tu técnica al correr. Puedes filmarte para verte y corregir los errores que puedas estar cometiendo.

5 – Selecciona el calzado correcto: las zapatillas deben ser de la mejor calidad posible para que absorban el impacto que sea da en el piso. Un buen modelo puede ser las llamadas zapatillas minimalistas, así dejarás de correr con el talón  y habrá mucha menos tensión en tus articulaciones. Recuerda cambiarlas periódicamente.

minimalist

6 – No entrenes con dolor: primero que todo es importante saber diferenciar el dolor del cansancio. Puedes entrenar con un poco cansancio, pero no debes entrenar con dolor. Nunca. El dolor puede ser la antesala a una lesión, ya que es la manera que tiene el cuerpo de defenderse y avisar que hay algo que anda mal. Recuerda: un día de descanso es mucho mejor que meses en doctores y rehabilitación.

7 – Apúntate al entrenamiento de fuerza: tener una base muscular fuerte alrededor de las  rodillas las protege y amortigua los impactos directos.

8 – Alterna las superficies: las superficies duras como el asfalto tienen un mayor impacto en las articulaciones, por eso se recomienda correr en terrenos como pasto o tierra que son firmes pero absorben parte del impacto. Prueba también alternar cada día la distancia, la intensidad o la inclinación de tus entrenamientos.

9 – Realiza estiramientos: al terminar tu entrenamiento, realiza una buena sesión de estiramientos. Así evitarás lesiones en tus rodillas.

10 – Recupérate: después del esfuerzo, puedes descansar con las piernas elevadas para mejorar el retorno sanguíneo o relajarte. También puedes colocarte hielo en las articulaciones para desinflamar la zona.

Y tú ¿qué otros tips conoces?

Tool Fitness

Tool Fitness es el especialista en la venta de aparatos de gimnasio y musculación a precios imbatibles. Disfrute de descuentos de hasta un 70%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *