Consejos para calmar las ganas de comer

Las ganas de comer debido a la ansiedad es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres. Todos podemos ser víctimas de esas ganas, de ese impulso difícil de contener de comer y comer todo lo que esté a nuestro alcance… pero nada de vegetales, sino justamente toda aquella comida que contiene altos niveles de azúcar o grasa. Es decir aquella comida que nos hace mal, mucho mal.

Así que aquí os dejo unos pequeños consejos para inhibir esas ganas locas de comer. Recuerda, lo más importante es tener la mente ocupada para mantenernos lo más lejos posible del frigorífico o la despensa.

  • Toma un vaso de agua. A menudo confundimos el hambre con la sed. Entonces toma un vaso de agua que además sirve para hidratarte. Luego lava tus manos. Esto hará que tu mente se vaya por otros caminos y no aquel que lleva a la cocina.
  • Contrariamente a lo que se pueda pensar es mejor no tocar el móvil. Si revisas las redes sociales es muy probable que veas la foto de un amigo que se está metiendo una gran pizza entre pecho y espalda y eso puede hacerte perder las fuerzas e ir a por todo lo que haya en el frigorífico.
  • Otra alternativa es buscar papel y lápiz para realizar una lista de cosas por hacer (pero no la lista de la compra, claro está). Esto como mínimo te mantendrá ocupado durante unos 10 minutos. Planifica y olvídate de la comida por un rato.
  • Para las chicas funciona limarse las uñas y pintarlas. El nivel de concentración que exige el no dañar tu esmalte te ayuda a mantener tu mente alejada de la comida. Además el olor característico de los esmaltes de uñas no da hambre ¡Comprobado! Para los chicos, pues depende si te gusta cuidar de tus uñas puedes pintarlas con esmalte transparente y si no pues… córtalas y ya está ;)
  • Un truco muy efectivo es leer. Lee 4 páginas de un libro (no un recetario, por favor). La lectura no sólo enriquece tu mente y te transporta a otros lugares sino que, nuevamente, el olor de los libros no se asemeja en nada al de la comida.

Ya ves, 5 sencillos truquillos para no perder el control ¿Cuál aplicas tú?

Tool Fitness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *