¿Es posible eliminar las celulitis?

Es la pregunta que se hacen millones de mujeres alrededor del planeta (y bueno… algún que otro hombre también). Lo bueno es saber que no hay una solución “miracle” pero hay algunos métodos que ayudan a mejorar visiblemente el aspecto de nuestra piel.

Pero antes… ¿qué es la celulitis? 

La celulitis no es más que células de grasa almacenadas bajo la piel y que se suelen situar alrededor del vientre, caderas, glúteos y muslos. Cuando tenemos mucha celulitis, los vasos sanguíneos se estrechan y no eliminan normalmente las toxinas del cuerpo, lo que provoca retención de agua que, a su vez, crea la famosa y odiada “piel de naranja”. Las causas de la celulitis son variadas, pero lo más común es que aparezca por un estilo de vida poco sano: alimentación desequilibrada, falta de ejercicio físico. Otras causas pueden ser el estrés o la predisposición genética.

Una de las opciones que nos ofrece el mercado para mejorar el aspecto de nuestra piel es el electroestimulador. Este aparato puede ayudarte a eliminar la celulitis almacenada pero tiene que asociarse a un régimen alimentario equilibrado y a la práctica de ejercicios físicos. El electrostimulador solo no es suficiente, él sólo sirve para acelerar y completar el programa de adelgazamiento, para ver resultados más rápidamente. En cuanto a su utilización, recomendamos hacerlo de 2 a 3 sesiones por semana por un lapso de 30 minutos.

Saber un poco más la electroestimulación

La electroestimulación es una técnica relativamente reciente que consiste en conectar  los electrodos en los lugares del cuerpo que se quiere tonificar y emitir impulsos de estimulación a los músculos que rara vez se trabajan. Un electroestimulador funciona como un cerebro, cuando deseamos contraer un músculo, el cerebro envía una corriente eléctrica a través de las fibras nerviosas, una vez llegada al lugar deseado, la señal eléctrica estimula el nervio motor que difunde la información al resto de las fibras musculares que se encuentran alrededor y es así como el músculo se contrae. Para poder perder peso, el ritmo de contracción debe ser rápido (24 contracciones por minuto) mientras que por una reconstrucción muscular será más lento (alrededor de 10 a 12 contracciones por minuto).

El electroestimulador no hace adelgazar porque no hace perder peso, este aparato reafirma y remodela la silueta, sobre todo en las zonas sensibles al cambio de peso y a la acumulación de celulitis. Los nuevos modelos son capaces de estimular una gran cantidad de músculos y de actuar de manera diferente sobre ellos según el gusto de cada usuario. (Masajear, tonificar, aliviar dolores,etc.).

electro

Cosas a tener en cuenta sobre los electroestimuladores

  • No es posible adelgazar si sólo se utiliza el electroestimulador, es necesario asociar su uso a ejercicios físicos y a una dieta equilibrada.
  • No tiene los mismos efectos beneficiosos sobre la salud que puede tener la práctica de un deporte. Por ejemplo, con un electroestimulador no se aumenta la capacidad pulmonar o cardíaca.
  • Su uso puede ser un poco complicado al principio. Encontrar la posición correcta de los electrodos para una sesión eficaz o incluso comprender los programas que vienen en los modelos más nuevos y sofisticados.
  • Su uso está contraindicado para los usuarios de marcapasos, para las mujeres embarazadas o para personas con problemas de circulación como, por ejemplo, embolias.

Para más información, puedes visitar el sitio de la marca Compex, donde puedes ver los diferentes productos y ver cual corresponde a tus expectativas y necesidades.

Electroestimulación Compex Fit

Tool Fitness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *