¡Por un vientre más plano!

¿Sientes que tu vientre se hincha y que necesitas desabotonarte el pantalón luego de comer? Pues esta desagradable sensación se llama distensión abdominal y es más común de lo que muchos puedan pensar. Aquí  una pequeña lista de 5 cosas que debes evitar para tener un vientre más plano después de las comidas.

1)    Ayunar

¿Por qué? Así como las dietas, el ayuno no puede practicarse durante un tiempo indeterminado. Al no comer nuestro sistema digestivo permanece en reposo y, en pocas palabras, no funciona. Si habitualmente sufres de distensión abdominal y te sientes tentado a no comer para evitar la hinchazón estás en un error pues tu vientre se volverá a hinchar cuando comas de nuevo. Consejo: Por muy desagradable que sea la hinchazón, no te saltes las comidas.

2)    Comer alimentos crudos

¿Por qué? Comer alimentos crudos en exceso produce gases y, en consecuencia, distensión abdominal. Son más precisamente los alimentos ricos en fibra sin cocinar, como por ejemplo, zanahoria, lombarda o col morada, etc., los que irritan un colon sensible y hacen que se inflame. Consejo: No te prives de estos alimentos. Lo mejor es cocinarlos o asarlos para poder disfrutar de sus beneficios sin problemas.

3)    Tomar o comer lácteos

¿Por qué? La leche de vaca contiene lactosa, un disacárido compuesto de glucosa y galactosa.  El problema es que una vez adultos, los seres humanos dejamos de producir lactasa, la enzima que permite digerir la lactosa. En consecuencia, al consumir leche, la lactosa se acumula sin procesar y se fermenta en el intestino, lo que ocasiona gases, flatulencias y problemas digestivos como el estreñimiento. Consejo: Consume leche de cabra o de oveja que son menos inflamatorias que la de vaca. Aunque la mejor alternativa es consumir leches vegetales como la leche de almendra, de arroz o de soja.

4)    Comer muy rápido

¿Por qué? Comer muy rápido nos induce a comer más, lo que hace trabajar más al estómago y al final, favorece la hinchazón del vientre. Consejo: A la hora de comer, siéntate en la mesa y calcula un tiempo de al menos 20 minutos para terminar tu plato. Ese es precisamente el tiempo que se necesita para que la sensación de saciedad llegue al cerebro. Así, evitarás comer más y sobrecargar el trabajo del estómago.

5)    Consumir azúcar industrial

¿Por qué? Los azúcares ultra refinados como el azúcar blanco y los productos con altos contenidos de azúcar como los refrescos, las barras de chocolate, la bollería, etc., se fermentan en nuestro organismo lo que produce gases y, para colmo de males, luego se transforma en grasa que finalmente se acumula en el vientre. Consejo: Incluso haciendo regularmente un ejercicio intenso de 45 minutos, debes olvidarte de este tipo de azúcar.

¿Y tú, qué agregarías a esta lista?

Tool Fitness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *