Todo sobre el stepper

Presentación

El stepper es un aparato de fitness que está destinado a reproducir un número infinito de movimientos de “subida de escaleras” con el fin de reafirmar y tonificar el conjunto de músculos de la parte baja del cuerpo, es decir, pantorrillas, muslos y glúteos. Si lo comparamos con la bicicleta estática o los remos, es un aparato mucho más asequible y fácil de transportar y guardar.

Así como los remos, el stepper puede ser de gran eficacia si adoptamos la posición correcta durante el ejercicio. Los pies deben estar bien colocados sobre los pedales, los tobillos deben estar flexionados, los hombros relajados, los abdominales ligeramente contraídos y la espalda recta. Debemos poner atención a no arquearnos demasiado y a no sacar los glúteos hacia afuera porque si no el efecto se verá disminuido. Es importante también asegurar una buena estabilidad del aparato.

Un detalle a tomar en cuenta antes de realizar la compra es la amplitud del movimiento, pues cuanto más grande sea, más trabajarán los músculos de manera eficaz. Esta característica determina la calidad del stepper. Asimismo, es un aparato recomendado para las personas con problemas en los tendones o en las articulaciones ya que éstos no sufrirán impacto alguno durante el ejercicio. Es magnífico para realizar una rutina de cardio puesto que tonifica el corazón y aumenta las capacidades pulmonares.

Asimismo

¿Cómo entrenar?

Para comenzar se recomienda una poca resistencia para tener la mayor amplitud de movimiento posible y habituar al cuerpo al aparato, pero con un ritmo continuo. Para trabajar la potencia, debemos adoptar más bien  un ritmo lento pero aumentando la resistencia lo más posible.

¿Cómo escoger el stepper ideal?

Existen diferentes tipos de stepper:

– mini stepper: limita las zonas del cuerpo a trabajar, puede ser adaptado para deportistas ocasionales o para principiantes.

stepper magnético o hidráulico: ofrece una mayor vida útil, una mejor calidad y, de igual manera, entrenamientos más eficaces.

Debemos verificar el peso máximo que soporta el aparato para estar seguros de que corresponde a nuestra morfología (un stepper muy ligero en relación con el peso del usuario aumentará el riesgo de lesión).

Si se desea mayor confort y eficacidad, debemos escoger un stepper con pedales independientes porque así las piernas trabajan de manera simultánea y más activamente.

Para los principiantes recomiendo el  Mini Stepper de Body Care que es perfecto para comenzar y para aquellos que deseen un producto de gama alta aconsejo el Kettler Montana que dispone de un gato hidráulico de excelente calidad.

Mini Stepper

¿Te animas a probarlo?

Tool Fitness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *